WEB DEL MuVIM MAKING (2006)

El aspecto más llamativo de la web del MuVIM son sin duda las ilustraciones y diseños que pueblan cada uno de sus apartados. El diseño de cada uno de estos personajes está basado en un sector diferente del público al que pretende acceder el Museo y surgen como una selección de diferentes diseños previos que progresivamente fueron modificando su vestimenta y actitud para adecuarse a estos targets.

En cada apartado, aparecen en ocasiones ilstraciones que, al pulsar el enlace correcto, se descubren como parte de una animación fugaz pero rica en detalle. Debido a las limitaciones técnicas de la época, estas animaciones de 1280px de ancho no podían ser muy largas para evitar ralentizaciones fruto de las limitaciones del procesador. Así, estas animaciones aparecen como transiciones entre partes del mismo apartado para llevarnos de un lugar a otro como es el caso de los apartados de la BIBLIOTECA o de PUBLICACIONES.

Para optimizar el proceso desde el principio, primero limitamos el número de fotogramas que debe durar la animación mediante el uso de animáticas en 3D que nos permiten conocer el mínimo número de fotogramas necesario para describir la animación que buscamos sin que ésta deje de entenderse. Tomamos como base una duración de 18 fotogramas a 24fps (menos de un segundo) para describir cada animación. Así, con las animáticas, podemos hacer pruebas con diferentes recorridos de cámara buscando el más efectivo de acuerdo con la limitación de fotogramas con que contábamos.

Una vez decidido el movimiento de cámara en el que situamos al personaje y los elementos necesarios del fondo nos servimos del proceso de rotoscopia para el dibujo y animación de los personajes. Primero, fotografiamos a los actores en el número de fotogramas necesarios para completar la animación tomando como referencia la animática para emular los encuadres de cada fotograma.

Tras fotografiar toda la secuencia, se procede al rotoscopiado del personaje tomando como referencia el movimiento del actor fotografiado y sin perder de vista los diseños originales de los personajes para mantener la unidad en todas las imágenes de la web. Estos dibujos se mezclan después con los renders de los fondos extraidos del 3D aprovechando el movimiento de cámara de la animática y se postproducen para conseguir el look final de la animación. Los elementos interactivos del apartado tales como botones y textos animados, se incluyen a posteriori sobre la secuencia de fotogramas finalizada.

Durante todas las fases del proceso podemos ver como la animación se mantiene, en esencia, igual que en la animática.

En el apartado de EXPOSICIONES TEMPORALES, buscábamos transmitir la idea del flujo de público en contraposición a la inmutabilidad de la obra expuesta. Todos los personajes que recorren esta sala virtual fueron animados mediante rotoscopia, siendo primero grabados los actores y después aceleradas sus acciones antes de dibujar la secuencia. Un total de  7 animaciones individuales se repiten aleatoriamente a modo de flashes sobre las imágenes y textos que hablan de cada exposición.